Blancorexia

Definición de Blancorexia:  ”Adicción al Blanqueamiento”.

Según la OMS, las adicciones son enfermedades físicas y emocionales.  La adicción busca un efecto deseado y se diferencia del hábito o conducta entre otras cosas porque  hay dependencia que trae consecuencias negativas.

No voy a entrar en el terreno académico sobre las adicciones,  hay excelentes trabajos publicados al respecto y no compete a este hilo ni al foro.  La idea aquí es simplemente charlar sobre un tema que hasta ahora los foreros no habían tocado.

 

Desde mi opinión, una de las razones por la que una persona se vuelve adicto al blanqueamiento dental es la desinformación. El o ella cree que cuantos más blanqueamientos se haga más blancos tendrá los dientes!! Que errror!!!!!

Ya dejamos bien claro en el otro hilo ( que recomiendo leer ) que el color obtenido luego de un blanqueamiento no puede ser más blanco que el color ( tono ) del cristal del esmalte que se tenga y eso varía entre persona y persona.  Algunos los tendrán mas blancos, otros más grises y otros mas amarillentos. Así como no se puede cambiar el color de una piedra como el rubí, no se puede cambiar el color del cristal del esmalte. El blanqueamiento solo remueve los pigmentos que hay entre los cristales y el resultado que da es un color mas claro que el que tenías al empezar hasta llegar a un punto límite de blancura que es el color del cristal puro como el que tenían tus dientes cuando salieron en boca a partir de los 6 años y estaban “nuevitos”.

Ignorar esto puede llevar a conductas erráticas como esta adicción. Algunas personas al ver que el tono obtenido no satisface sus expectativas se hacen otro blanqueamiento más y más y así reiteradas veces en un corto período de tiempo ( días o semanas )  para intentar resolver su frustración.

Si estas personas hubieran estado correctamente  informadas desde un comienzo seguramente habría menos casos de blancorexia.

Es el dentista al que tienen que acudir sin dudar cuando se tiene una inquietud sobre algún tratamiento dental, inclusive los puramente estéticos como es el caso.

Ahora bien,, puede que el profesional de turno no advierta a su paciente de los riesgos que conlleva hacerse blanqueamientos reiterados ( ya hablaremos más adelante ) debido a su afán de lucro, despiste, etc. y acceda a hacer cuanto blanqueamiento dental  le soliciten.  Lo digo porque si pasa con las cirugías estéticas también puede que pase en estos casos………..

 

Daños:

Necrosis Pulpar: El uso reiterado y descontrolado ( sin tutela profesional ) de blanqueadores con base de Peróxidos ( Peróxido de Hidrógeno o Peróxido de Carbamida ) pueden provocar desde una leve sensibilidad dental hasta una necrosis pulpar ( muerte del tejido que está dentro del diente ). Si no se trata a tiempo una necrosis de este tipo se corre riesgo incluso de perder la pieza.

Desmineralización: Al mismo tiempo, si sabemos que los peróxidos oxidan  y por tal liberan protones de hidrógeno ( H+), el gel blanqueador se volverá mas ácido con el correr de los minutos dañando y debilitando los cristales del esmalte. Es decir, un gel blanqueador con base de peróxidos mal utilizado puede dañar tu esmalte dental.

Gingivitis: Si estos geles con peróxidos actúan directamente sobre la encía, pueden provocar daños desencadenando en una inflamación de la gíngiva ( gingivitis ).

Entonces vemos que el uso de geles con base de peróxidos conlleva importantes riesgos y la nueva legislación de la Unión Europea prohíbe su uso si no hay un profesional que controle su aplicación en todo el proceso. En el continente Americano, las leyes son mas permisivas y permiten el uso sin tutela profesional solo debajo de ciertas concentraciones ( varía según el país ) aunque por más que las leyes lo permitan allí, cuando se usa geles con base de peróxido lo mejor es estar asesorado profesionalmente.

Daño Ocular: Se usan habitualmente lámparas blanqueadoras que pretenden acelerar el efecto del gel y por ende acortar el tiempo que dura el blanqueamiento. Según el tipo de blanqueador, algunas lámparas irradian una luz tan fuerte que es necesario usar protección ocular ( gafas protectoras ). Una blancorexia eleva el riesgo de un daño ocular si no se usa la protección adecuada con este tipo de lámparas.

 

No voy a meterme en el tema de los riesgos de blanqueamientos con peróxidos en dientes enfermos porque ya sería offtopic, pero es un tema a tener en cuenta.

Así que como vimos la Blancorexia además de ser un trastorno psicológico, conlleva riesgo físico.

Si usas geles blanqueadores de venta libre, lee bien si contienen peróxidos ( por ley todos deben indicar cual es el componente activo que usan ) y sigue correctamente sus instrucciones y siempre que tengas una duda sobre el tema o sientes que te estas volviendo “blancoréxico”, consulta con tu dentista de confianza, el te resolverá el problema o te derivará al psicólogo en el peor de los casos :)

Comparte este post si crees que puede ayudar a tus amigos :)