Cuidado con los blanqueadores ácidos frutales

Advertencia sobre algunos métodos blanqueadores que pueden perjudicar tu esmalte como el blanqueamiento con frutas.

Últimamente están publicando hilos sobre métodos caseros de blanqueamiento frutales sin informar de sus riesgos.

Aconsejo leer este hilo http://www.dientesblancos.com/muro/blanquear-dientes que explica que es el blanqueamiento dental.

 

Los blanqueadores que usan ácidos (los blanqueadores con frutas y algunos otros de dudosa procedencia) en realidad no blanquean, destruyen.

El esmalte es lo que le da el color blanco al diente El esmalte un mineral y como todo mineral su peor enemigo son los ácidos que lo destruyen.  Hagan la prueba: si al mármol de la cocina le echan zumo de limón le estarán quitando el brillo ya que el ácido destruye su capa superficial eliminando el pulido. Un diente es similar al mármol, si haces un blanqueamiento con un ácido, en realidad no estarás blanqueando nada porque el ácido no remueve ningún pigmento del interior del esmalte, lo único que hace el ácido es destruir la capa superficial del esmalte.  Queda una superficie áspera que incluso se puede notar al pasar la lengua. Si vieras ese emalte con una microscopio observarías como donde antes había una superficie lisa ahora hay una superficie áspera y dentada.

Efecto óptico

La luz que ilumina el diente rebotará de forma diferente tratándose de la superficie sana y la superficie dañada creando la ilusión óptica de un diente más blanco donde el esmalte está dañado.

El gran problema es que estás destruyendo esmalte y el esmalte no se repara solo pudiendo formarme caries. Además al quedar una superficie dentada, áspera, los pigmentos de las comidas y bebidas quedarán atrapados con mayor facilidad transformando el color blanco en un color marrón, o sea, tendrás un efecto rebote a los pocos meses. El resultado final como ven,  es lo contrario a lo que queríamos lograr. Lamentablemente no hay cura para un esmalte dañado.  Lo único que puedes hacer es ir a tu dentista y que te pula la superficie del esmalte dañado para recupera la lisura natural, pero si el daño del ácido afectó las capas más profundas, puede que necesites empastes o incluso fundas para repararlo :(

Un buen blanquador dental no debe llevar ni ácidos ni ningún tipo de azúcares en su composición ya que estos son los enemigos del esmalte. Un buen blanqueador dental es aquel que no tiene acidez (Ph 7 o neutro como el agua).

Los blanqueadores con peróxidos en su composición también pueden formar ácidos durante el tratamiento ya que el peróxido (H2O2) mientras blanquea libera protones (H+) y los protones libres son los encargados de producir la acidez, es por esto entre otras cosas que los blanqueadores con peróxidos incorporados están destinados al al ámbito exclusivo de los dentistas, donde estos controlan la acidez del blanqueador durante todo el proceso.

Por todo esto, jamás te hagas un blanqueamiento con frutas por más que las frutas te las regalen, tu esmalte no tiene precio y si  compras un blanquador de venta libre asegúrate que el vendedor es serio y el producto está autorizado para su venta libre en la Unión Europea (para los q viven en España) o las autoridades de tu pais.  Todo producto blanqueador debe tener la correspondiente autorización del ministerio de sanidad y consumo. 

Espero haberlo aclarado a vista que mucha gente lo desconoce y encima lo postea alegremente en los foros.

David

Comparte este post si crees que puede ayudar a tus amigos :)